Adolescente embarazadaSANTO DOMINGO.- Lilliam Fondeur, Directora Nacional Materno Infantil del Ministerio de Educación, resalta la necesidad de continuar promoviendo el fortalecimiento del marco jurídico que garantiza los derechos de las mujeres.

Además del tema relacionado con la despenalización del aborto por causales, el proceso de reforma a la legislación que protege los derechos humanos de las mujeres contempla una propuesta legislativa que establece un sistema de atención integral a la violencia contra las mujeres y el proyecto de ley de Salud Sexual y Salud Reproductiva.

Esas iniciativas regulan aspectos relacionados con la educación sexual en las escuelas y el acceso a métodos anticonceptivos de calidad, entre otros temas.

En su artículo publicado en los periódicos El Nacional y Acento, Fondeur, Ginecóloga-obstetra considera que los métodos anticonceptivos deben estar en la población, no solo en los hospitales.

También hace referencia al tema de la despenalización del aborto en los casos propuestos por el presidente Danilo Medina -cuando la vida de la madre corre peligro, cuando ha sido víctima de violación o incesto, o cuando el feto tenga malformaciones incompatibles con la vida-, lo cual que fue incluida en la ley  550-14 del Código Penal.

A continuación el artículo completo.

Mujeres y Salud

Si usted es pobre, usted entra en la tómbola

Lo mismo que la despenalización del aborto en los casos propuestos por el presidente Danilo Medina -cuando la vida de la madre corre peligro, cuando ha sido víctima de violación o incesto, o cuando el feto tenga malformaciones incompatibles con la vida- tiene que ser una realidad, el acceso a métodos anticonceptivos de una manera gratuita, asequible y accesibles es impostergable.

Un hospital no es el lugar idóneo para que una persona sana, niña, adolescente o adulta procure un método anticonceptivo.

Para evitar el embarazo a temprana edad, la educación sexual tiene que estar en las escuelas. El tema de la educación sexual es un derecho humano, y de hecho está en nuestra Constitución, como responsabilidad del Estado.

El poder no se cede, el poder hay que conquistarlo, tenemos que trabajar juntos, todos y todas, para lograr que se garantice la educación sexual y el acceso a los métodos anticonceptivos de calidad, – no se trata de ofrecer anticonceptivos que aumenten de peso o prolonguen de forma irregular los días del sangrado menstrual.

Estamos hablando de derechos sexuales y derechos reproductivos, del derecho a decidir libre y responsablemente el número de hijos e hijas y a disponer de información y medios para ello. Estamos hablando del derecho a la salud y a la vida.

Yo como Estado, yo como persona, yo como mujer, si me hubiesen dado la oportunidad de salvar a Esperancita lo hubiese hecho. ¡Vale la pena! Vale la pena hacer todo lo posible desde nuestras esferas, desde donde estemos, para que no muera una Esperancita más, porque le aseguro, y de eso doy fe, si usted tiene poder económico, usted puede interrumpir los embarazos, si usted es pobre, usted entra en la tómbola de las muertes maternas.

Ni el Código Penal aprobado.ni ninguna otra normativa puedenrepresentar un retroceso para garantiza los derechos sexuales y reproductivos. La ley no puede convertirse en un instrumento oficial para asesinar a las mujeres pobres.

Sigamos arrancando conquistas. Es necesario continuar promoviendo el proceso de reforma de la legislaciónque protege a las mujeres, que incluye, la despenalización del aborto como lo propuso el presidente Medina,el proyecto de ley de Salud Sexual y Salud Reproductiva,y el proyecto de Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, que impulsan el Centro de Estudios de Género y Profamilia, con el apoyo de la Unión Europea, a través del proyecto Voces por los Derechos de las Mujeres.

Despertemos las leyes en defensa de las mujeres, las que duerman el sueño eterno en las gavetas delCongreso Dominicano.

 www.lilliamfondeur.com

 

 

Con el auspicio de:

Copyright © 2014 Centro de Estudios de Género-INTEC
Av. Los Próceres. Urb. Gala. Apartado Postal 342-9. Santo Domingo, R.D. | Tel. (809) 567-9271 ext. 284. | genero@intec.edu.do
Diseño y desarrollo por aMartinez