Millizen Uribe.

Millizen Uribe.

Por Millizen Uribe (tomado del Hoy)

El 2014 concluyó con una fuerte discusión en el país alrededor de los derechos de las mujeres. Para muchos sólo estaba en juego el tema de la despenalización o no del aborto en circunstancias especiales (en peligro vida de la madre, embarazo producto de violación o incesto y malformación del feto incompatible con la vida).

Sin embargo, el tema encerraba en sí la lucha a favor de los derechos de las mujeres, de su concepción como sujeto vivo, pleno, capaz de decidir y tomar decisiones, por ejemplo, sobre su vida y su cuerpo. La manera en que se discutió reveló que en muchos estamentos sociales y políticos prevalece el ánimo de negarles estos derechos.

Marcela Lagarde, investigadora mexicana, explica que la autonomía de las mujeres se enmarca en el poder y la libertad.

Históricamente, la condición de género y sexo femenino ha influido en que tengan potencialidades de autonomía e independencia anuladas o muy limitadas.

El procedimiento antidemocrático y poco institucional que se utilizó para aprobar la observación al Código Penal remitida por el presidente de la República, Danilo Medina, y el texto aprobado ponen en riesgo que la aprobación de la despenalización de la interrupción del embarazo quede en el limbo.

Esto porque deja el tema sujeto a una nueva ley que tratarán de sabotear por todos los medios los partidarios de la prohibición absoluta del aborto.

Partiendo de la voluntad política que el gobierno de Medina manifestó en el tema y tomando en cuenta que este año recién empieza y que las resoluciones de Año Nuevo no sólo deben hacerse desde una perspectiva individual, sino también colectiva, un desafío y reto que enfrenta el país en este 2015 es avanzar en la consolidación de un Estado de derecho que proteja y garantice el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres.

Si así lo hace, el Estado dominicano entraría en el conjunto de naciones que dentro de la Agenda Post-2015, iniciativa de Naciones Unidas, han establecido la necesidad de alcanzar la igualdad de género, erradicar la violencia contra las mujeres y garantizar los derechos reproductivos y sexuales como continuidad de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Tal como recoge una publicación sobre el tema, en la página web del proyecto Voces por los Derechos de las Mujeres, en República Dominicana esto implica monitorear leyes nuevas y otras ya promulgadas.

La creación y discusión de la ley especial que los legisladores han señalado como necesaria para un marco jurídico en el que se despenalice el aborto en circunstancias especiales es un escenario adecuado para revisar esas leyes y aprobar otras como los proyectos de ley “Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos”, y “El Derecho a una Vida Libre de Violencia”.

Esto permitiría que la violencia hacia las mujeres sea enfrentado de manera integral y que este año disminuya la cantidad de seres humanos que mueren sólo por ser mujeres.

Publicado en el diario Hoy el 20-01-2015

 

Con el auspicio de:

Copyright © 2014 Centro de Estudios de Género-INTEC
Av. Los Próceres. Urb. Gala. Apartado Postal 342-9. Santo Domingo, R.D. | Tel. (809) 567-9271 ext. 284. | genero@intec.edu.do
Diseño y desarrollo por aMartinez